Home

Tuve la ocasión de saludar al cantaor Enrique Morente en 2008 cuando vino con Lagartija Nick a interpretar el repertorio del disco “Omega” (1997) en el festival Primavera Sound. Nos presentaron. Morente me tendió la mano muy cordial pero a la vez imponiendo su distancia, pero yo no pude resistir darle un abrazo. Nunca olvidaré la dureza de su cuerpo, pura masa muscular, piedra, y su mirada, imponente, a pesar de que sus ojos parecían pequeños en aquella faz, de esfinge. Cuando días atrás leía las declaraciones de su hija Estrella asegurando que su padre era un toro y que sobreviviría al coma como consecuencia de un postoperatorio, pensaba en aquella dureza, en que en aquel momento me pareció a Morente lo habían construido para durar eternamente… A los pocos segundos J. de Los Plantetas apareció en nuestra escena e interrumpiendo con autoridad y maestría se lo llevó a una zona menos concurrida y oscura. Yo me quedé mirando como se alejaban rodeada de sus tocadores, gitanos en su mayoría, vestidos de riguroso negro, a quienes aún les duraba la excitación del concierto y además no podían ocultar la alegría de haber conseguido traer a sus mujeres a la zona VIP, supongo que gratis.

Enrique Morente (1942 – 2010)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s