Home

(Publicado en revista GoMag #61, noviembre 2006)

Con la publicación del triple disco en directo “The Bikini Tapes” (Jazzland / Universal, 05), los  escandinavos Atomic saldan una cuenta pendiente: enlatar para la posteridad su puesat en escena, una de las más salvajes del jazz contemporáneo. Solo improvisados de herencia directa del free jazz, disonancias que pican, ruidos y mezcla de lineas rítmicas imposibles. Como pasear por un parque sufriendo descagagas eléctricas de forma imprevisible. Algo con un punto surrealista, extremo y punk. En fin, así se mueven por el free bop y la música improvisada estos cinco iluminados, tres noruegos y dos suecos, que salen al escenario a explotar. “Yo diría que de un 70 a un 90 por ciento de lo que tocamos es pura improvisación y lo demás son estructuras”, dice Havard  Wiik, pianista del grupo, al otro lado del hilo telefónico. Su música es pura pirotecnia sonora hecha son saxos (Fredrik Ljungkvist), trompeta (Magnus Broo), piano (Wiik), contrabajo (Ingebrigt Haker Flaten) y batería (Paal Nilssen-Love) que bebe directamente de John Coltrane, Ornette Coleman, Don Cherry y Sun Ra, de Peter Brötzmann, de la música contemporánea más vanguardista y del bop. Incendiario. “¡Pero te aseguro que clínicamente somos gente normal! Supongo que hay que tener un punto de locura para hacer lo que hacemos. Llámalo ser punk si quieres. También es cierto que nuestro concepto de banda no tiene el contenido social que podía tener el free jazz de los que empezaron con esto. El free jazz es algo que hoy en día tiene que ver con la expresión individual. Para nosotros, improvisar es la manera más honesta que tenemos de tocar. Sin compromisos”. En “The Bikini Tapes” hacen un repaseo a sus tres discso anteriores – “Feed Music” (Jazzland, 03), “Boom boom” (04) y “Nuclear Assembly Hall” (Okka Disk, 04), hecho en colaboración con la formación School Days – pero con el atractivo de haberse permitido reversionarse a ellos mismos tocando libremente lo que Wiik justifica con lo de “ya sabes, somos una banda de directo”. También han incluido la versión de “Pyramid Song” de Radiohead, donde muestran su cara más melódica, comprendida en su segundo disco. “En el fondo hay muchos puntos de unión entre el rock y el jazz y debería verse siempre así. A mi me gusta mucho Sonic Youth y las cosas que hace Jim O’Rourke. Y también Robert Wyatt. La diferencia es que ellos usan guitarras eléctricas pero también improvisaban como nosotros. En nuestro caso, improvisamos sobretodo con el ritmo y las estructuras… Respeto a quien usa pedales, efectos y eso, pero te aseguro que yo no tengo intenciñon de usar la electrónica por ahora”. Esa ortodoxia acústica quizá no les permita acceder a una audiencia mayor. “Creo que las masas no están preparadas para nuestra música ni para las músicas improvisadas en general”.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s